por que el design thinking no funciona en los mexicanos

Por qué el «Design Thinking» no ayuda a innovar al 93% de los mexicanos

… pero no es Design Thinking ¿verdad?

Ya tomamos design thinking, pero no obtenemos los resultados que esperamos.

Queremos algo que funcione, porque ya probamos Design Thinking …

Estas son las frases más comunes de nuestros clientes.

Cuando nos contactan en su desesperación por querer innovar.

Seguro, tú como ellos pensaste que el Design Thinking te iba ayudar.

Es cierto que te puede ayudar mucho, pero la realidad es otra.

EL PROBLEMA DEL DESIGN THINKING

Tim Brown presidente de IDEO (creadores del design thinking) dice:

que es el design thinking segun sus creadores

“El design thinking es un proceso creativo en torno a la generación de ideas, que permite balancear las necesidades de las personas con la viabilidad técnica y económica”. 

– Tim Brown, presidente de IDEO

Es decir que, la metodología te facilitará el feliz encuentro entre las necesidades de tus clientes y tu propuesta innovadora.

O te ayudará a crear procesos que permitan desarrollar la idea.

Y el modelo de negocio adecuado para llevarla al éxito.

Para lograrlo, propone los siguientes pasos:

proceso del design thinking

Lo cual suena perfecto y por eso nos enamoramos de inicio.

¿El problema?

Según el Estudio sobre Innovadores en México.

Solo el 7% de la población mexicana laboralmente activa entre los 24 y 55 años ha desarrollado la empatía.

que tan listos están los mexicanos para el design thinking

Como consecuencia, el 93% de la población no es empática.

Y sí o sí tienes que tener empatía para que la metodología funcione.

Porque el primer paso del design thinking es que “empatices”.

En la práctica, tendrás que colaborar con tu equipo de trabajo.

Es decir, tienes que convivir con diferentes tipos de personas.

Probablemente algunas te caerán mal y con otras tendrás amistad.

El equipo y tú compartirán todas sus ideas.

Darlas a conocer no es opcional, se espera de ti que participes, de otra forma no tiene sentido.

(Sin importar qué tan malas o buenas sean).

¿Qué emociones sientes ante esta situación?

Tranquilidad, ansiedad, miedo, prejuicio…

La mayoría cree que exponer su estado de ánimo honestamente refleja vulnerabilidad, fragilidad o debilidad.

Involucrarnos en los temas emocionales de otras personas no nos gusta.

Y preferimos reprimirlas.

Si reprimes tus emociones, entonces tu cerebro aprende que, reprimir es lo correcto.

Quizá digas, no yo no hago eso, pero…

Recuerdas cuando tenías unos 5 o 6 años…

Y te decían “si dejas de llorar, te compro una paleta”

Bueno, pues ese es un refuerzo positivo para reprimir tus emociones.

Así que, los refuerzos de la infancia inconscientemente se mantienen en la edad adulta.

Recuerda qué haces cuando sientes tristeza, miedo, ira… 

¿Qué te compras? un helado, ropa, cervezas…

Si aún no tienes claro si has desarrollado la empatía, te comparto un test neurocientífico.

[TEST] CÓMO SÉ SI ME FUNCIONARÁ EL DESIGN THINKING

Lee cada frase y contesta de acuerdo a lo que mejor te representa. 

Es muy importante que contestes con total honestidad. 

Si mientes solo seguirás por el camino equivocado. No respondas lo que «deberías» contestar.

Suma 1 punto por cada «Sí» que respondas, 0.5 por «Quizá» y 0 para «No».

1. Entiendes que todas las personas, desde Gandhi hasta Osama Bin Laden son capaces de sentir miedo, alegría, amor, etc.

2. Puedes decir con exactitud en qué parte de tu cuerpo se siente el miedo y cómo se siente (hablando de texturas, colores densidades, etc.)

3. Hay que echarle ganas, todo va a estar bien, lo siento, no nos queda otra que seguir. Son lo peor que le puedes decir a alguien que experimenta tristeza.

4. Puedes describir con exactitud el gesto facial y corporal de tristeza de 5 personas muy cercanas e importantes para ti.

5. Si decides no ayudar a alguien por miedo o inseguridad, frente a una situación que obviamente requiere ayuda ¿Te sientes mal durante varias horas, días, incluso meses o cada vez que lo recuerdas?

6. Sabes reconocer perfectamente las diferentes sensaciones que te causa la angustia, el miedo y la ansiedad.

7. Tienes muy claro lo que define tu felicidad y siempre la procuras, aún cuando suponga ir contra los estereotipos o lo que se espera de ti.

8. Lloras o ríes tal y como lo haces, sin pensar que nadie debería verte hacerlo o te da pena.

9. Siempre reconoces lo que estás sintiendo, evalúas la situación y decides hasta donde se expresarán sus consecuencias físicas y mentales.

10. Aunque no estas de acuerdo en la reacción emocional de otras personas, logras controlar la tuya para no generar conflicto y entablar un diálogo o una ruta de entendimiento o negociación.

RESULTADOS:

De 8 a 10. Eres un persona empática.

Sin embargo, te recomiendo que leas varias veces tus respuestas que indicaste como «QUIZÁ» o «NO», para trabajar sobre esas áreas de oportunidad. 

Si obtuviste 10, no dejes de cultivar la empatía,  tú puedes trasladar una emoción a un servicio, producto o proceso.

Tú si puedes entender a todas las personas involucradas en una innovación. Puedes enfrentarte sin problema al Design Thinking.

De 5 a 7.5 . Para ti la empatía no ha quedado clara.

Seguramente todavía sientes miedo a enfrentarte a tus emociones y las de otras personas.

Todavía piensas que sentir refleja vulnerabilidad y no Inteligencia Emocional. 

Si quieres enfrentarte al Design Thinking tienes que cambiar el chip y permitirte sentir, reconocer tus emociones y  socializarlas. 

De 1 a 4.5. Las emociones no son algo relevante en tu vida.

Sin embargo, te recuerdo que tu cerebro y cuerpo son capaces de generarlas y modularlas.

Las neurociencias han descubierto que todo lo que aprendas siempre está asociado a una emoción. 

Seguramente pasas parte del día siendo intolerante, te cuesta socializar, porque consideras que la gente sabe menos o no está a tu altura. 

El design thinking no te funcionará, innovar desde la empatía es imposible para ti.

Pero no todo está perdido.

Si obtuviste una puntuación menor a 8 te comparto las siguientes recomendaciones:

CÓMO HACER QUE FUNCIONE EL DESIGN THINKING

De acuerdo a las neurociencias, para empatizar necesitas:

1. RECONOCER TUS EMOCIONES

Necesitas la capacidad de reconocer las emociones en ti mismo y en los demás a través de diferentes señales de comunicación.

Como expresiones faciales, habla o comportamiento.

Suena fácil, pero hacerlo es muy complicado, te lo voy a facilitar.

Responde el siguiente cuestionario:

  • ¿En qué parte de nuestro cuerpo sientes la alegría?
  • ¿Qué sensación te provoca?
  • ¿Cuánto tiempo puede durar?
  • ¿La sensación cambia durante el tiempo? ¿Siempre tiene la misma intensidad?
  • ¿Cambia tu tono de voz?
  • ¿Se modifica la velocidad con la que hablas? o simplemente prefieres permanecer en silencio o no puedes dejar de hablar.
  • ¿Usas el mismo vocabulario de siempre?
  • ¿Quién o qué la provoca y cuándo o en qué momento?

Ya que lo hayas respondido, aplicalo a cada una de tus emociones, además de poder nombrarlas asertivamente, porque “como miedo” no es una emoción.

Acá se comienza a cocinar  la verdadera empatía.

Cuando reconozcas en ti todas tus emociones, al ver a alguien con un gesto parecido al tuyo, podrás suponer que experimenta una emoción parecida a la tuya.

Pero para poder hacerlo, primero debemos reconocer nuestras propias emociones.

Sin importar que sean buenas o malas.

2. TENER LA PERSPECTIVA DE OTRA PERSONA, SIN CONFUNDIRLA CON LA TUYA

Infinidad de veces hemos intentado ponernos en el lugar de otra persona para entenderla.

Pero necesitas algo más que eso.

Tú deberías poder saber qué sienten las personas con el simple hecho de mirarlas

E intuir por sus gestos, su tono de voz, etc.

La emoción que experimenta, porque así es como tu reaccionas a ella.  

Pero NO lo asumes, te cercioras, te preguntas si será así o cómo es que esta persona está experimentando la emoción.

O hablas directamente con la persona sobre esto que siente para que te confirme tus suposiciones. 

Quizá sientes miedo-emoción-inseguridad por preguntar a las personas cómo o qué sienten.

Pero has pensado que ella o él se podrían sentirse igual, porque están conversando con un extraño sobre sus emociones. 

3. COMPARTE ESTADOS EMOCIONALES CON OTRAS PERSONAS

Es normal que las personas se sientan incómodas, al compartir estados emocionales similares. 

Pero también deberías ser capaz de reconocer esta incomodidad y manejarla para  facilitar la conversación.

Solo entendiendo tus emociones podrás descifrar las de otras personas y lograr empatizar.

El design thinking te ayuda a comprender mejor las necesidades no satisfechas de las personas para las que estás creando.

Pero cómo entender lo que otros desean si no sabemos ni lo que nosotros mismos queremos…

4. SOCIALIZAR TUS EMOCIONES

Platica con otras personas sobre lo que has sentido en situaciones positivas o negativas.

Te darás cuenta que tienen mucho en común y eso te hará sentir mejor.

5. SI LO CREES NECESARIO, PIDE AYUDA

Si identificas alguna emoción que no puedes controlar o te causa problemas de convivencia profesional o personal.

No dudes en asistir a terapia.

Ir a terapia no es un signo de debilidad o fracaso.

Al contrario estas atendiendo la necesidad de la persona más importante para ti, Tú.

No todas las terapias son para todas las personas y no tod@s l@s terapeut@s son para todas las personas. 

Investiga sobre todas las alternativas, actualmente hay gran cantidad de opciones, 

Comienza por preguntar a personas que conozcas que acuden a algún tipo de terapia para que te compartan sus experiencias y quizá tips.

EMPRESAS QUE INNOVARON SIN LA NECESIDAD DEL DESIGN THINKING

IKEA.

Pueba que lo necesario es la empatía, no la metodología como tal.

IKEA es el gran ejemplo de una compañía que consiguió ser empática con su target y sin usar Design Thinking.

Y logró un gran negocio.

Generaron su propia metodología, que evolucionó en cultura laboral, el Democratic Design.

Para IKEA lo importante es que las personas sean felices en casa, que les guste llegar a su hogar por que luce hermoso.

Todas las personas que ahí trabajan deben ser empáticas, de otra manera su cadena de valor no funcionará.

Les tomó varios años, pero una vez que lo comprendieron del todo, revolucionaron el mercado y no ha tenido falla.

Funcional, muebles durables y a un precio bajo.

¿A poco no te dan ganas de comprar tus muebles ahí? 

¿Te daz cuenta? 

Entendieron que las personas pueden sentirse bien con objetos hermosos y que es importante tener una casa linda a la que llegues después del trabajo.

Y que usar los muebles sea un placer, que disfrutes sentarte en tu sillón porque amas la textura y el color.

Perfecto para el espacio que ocupa y para recibir visitas o ver series. 

Pero no solo eso, toda su cadena de valor está dirigida a asegurar esta felicidad.

Tanto así que cerraron sus fábricas en Estados Unidos porque las materias primas son más caras y no logran cumplir su objetivo.

COCA-COLA

Otro ejemplo de empatía es Coca Cola.

Por si no lo haz notado no te venden refresco, te venden felicidad, responsabilidad social y ambiental, por ejemplo.  

El comercial de Coca Cola sin azúcar “volvimos a ser para todos” es un gran ejemplo de empatía. 

Te dice, te entendemos, l@s entendemos a tod@s, por eso creamos un producto para tus necesidades.

Coca Cola se reinventa todo el tiempo, pero siempre sus comerciales están llenos de experiencias que resultan en felicidad, éxito, seguridad, pertenencia, etc. 

Es simple, una vez que comprendes una emoción eres capaz de representarla en cualquier servicio, producto y proceso.

CONCLUSIONES

El Design Thinking no es para la mayoría de las personas.

Los mexicanos, generalmente no tomamos con la seriedad que merecen nuestras emociones. 

Y por eso nos cuesta trabajo empatizar.

La mejor manera de desarrollar un producto que efectivamente atienda las necesidades de tus clientes.

Es que que logres empatizar con ellos. 

Sin embargo, el éxito de la innovación no está en una metodología.

Ahora es tu turno.

Comenta si estás preparad@ para el Design Thinking

Summary
Por qué el design thinking no hace innovar al 93% de los mexicanos
Article Name
Por qué el design thinking no hace innovar al 93% de los mexicanos
Description
El design thinking es la metodología que te hace innovar fácil y rápido, pero la realidad es otra, te vamos a explicar por qué y qué hacer para remediarlo.
Author
Publisher Name
Innovating People México
Publisher Logo

1 comentario en “Por qué el «Design Thinking» no ayuda a innovar al 93% de los mexicanos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Si deseas usar nuestro contenido envía un mail a prensa@innovatingpeople.com.mx, gracias.